martes, 29 de noviembre de 2011

Hay que tener los suficientes tropiezos que te hagan fuerte

Creces, maduras, vives momentos fáciles ,difíciles , recuerdas, sufres, lloras, ríes, disfrutas, aprendes, te equivocas, te arrepientes, olvidas, comprendes, haces amigos, suspendes, apruebas, mientes, quieres…la vida es eso que te sucede mientras intentas hacer otros planes.
Aprenderás que los recuerdos son una de las mejores cosas de la vida, y que los objetos materiales, incluso los amigos y personas que te quieren, ellos vienen y van, te abandonan…sin embargo los recuerdos siempre están ahí, nunca te dejan.
La experiencia y los años te enseñaran que lo mejor de una amistad es el principio y que lo difícil es mantenerla. Aprenderás que todo tiene un fin, antes o después todo acaba y a veces cuando menos te lo esperas. 
Con el tiempo apreciaras los detalles, esas pequeñas cosas que te hacen tan feliz, y que hacen que te des cuenta de muchas cosas.
Pasarán años y momentos vividos, entonces aprenderás que muchas cosas no tienen explicación.
Averiguarás que no es bueno acostumbrarse, porque como todo tiene un FIN, aunque nos gustaría que las cosas buenas durasen pasa siempre, cuando te quitan algo, lo pasas mal y lo echas de menos. 
Descubrirás que las rutinas son aburridas, y que no es lo mismo si te falta a tu lado esa persona que te hace reír, que está siempre contigo en las buenas y en las malas, con las virtudes y los defectos. 
Porque nadie es perfecto.
Aprenderás que elegir, es abandonar otras cosas y que continuamente tienes que estar eligiendo, y dejando atrás personas que quieres. Tomarás decisiones en instantes inoportunos, elegirás lo incorrecto y en miles de ocasiones te arrepentirás. 
Descubrirás que las casualidades no existen, y que tu destino depende de de como tú quieres que sea.
Observaras que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde.
Apreciaras los abrazos ajenos, y tu mayor objetivo será conseguir una sonrisa cada mañana.
Hay que tener los suficientes tropiezos para Que te hagan fuerte!!!

Todavia quedan muchas cosas por descubrir...

Un guiño a la vida de vez en cuando no esta nada mal, verla desde otro punto de vista, de otra forma, y así poder disfrutarla algo más. Saber qué quieres, que puedes conseguirlo si lo intentas de verdad. Saber que hay mucho mundo por recorrer, mucha gente que conocer. Y lo más importante, muchos sueños aún por cumplir...
Sentimientos, quizás, por descubrir... Pero, sobretodo, mucha vida que vivir.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Estar vigilante




Nos encontramos nuevamente en el Tiempo de Adviento. Se acerca el final del año y, con él, la Navidad, que es la segunda fiesta más importante del Año Litúrgico. La fiesta central del Año Litúrgico es la Pascua, en la cual celebramos el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesús, hasta su Ascensión al Cielo y el envío del Espíritu Santo en Pentecostés. La segunda fiesta después  de la Pascua es, justamente, la Navidad.
La Navidad nos hace presente el nacimiento de Nuestro Salvador, es decir que Jesús viene al mundo para dar su vida por nosotros. Dios mismo se hace hombre, para de esta manera poder compartir con nosotros todas las vicisitudes propias de nuestra naturaleza humana. Y dentro de esas vicisitudes está también la muerte.
En esta primera semana del Tiempo de Adviento, el Señor, a través de su Palabra, nos invita a estar vigilantes. La Iglesia nos recuerda que el tiempo tiene un final, que la vida humana en este mundo tiene un término, es decir que el ser humano ha sido creado para la eternidad. No ha sido creado exclusivamente para la temporalidad.
Dios nos ha creado para vivir eternamente con Él, y he aquí el gran misterio escondido en la Navidad. Dios entra en el tiempo, para introducir al hombre en la eternidad. Este es el gran sentido de la fiesta que nos estamos preparando a celebrar. Y para poder entrar en este gozo eterno para el cual Dios nos ha creado, el Señor nos invita a estar siempre atentos, estar siempre alertas, porque la muerte, el final de los tiempos, llega como ladrón en la noche, sin avisar. 
Para celebrar santamente la Navidad, es  muy importante que recordemos que nuestra vida en el mundo se acaba. Entonces, las dos primeras semanas de Adviento sirven para que hagamos un alto en nuestra vida y nos preguntemos cómo estamos viviendo en este mundo; si estamos o no preparados para partir en cualquier momento al encuentro de Jesús que es nuestro salvador.  

En tu búsqueda.

¿Dónde estás?

Acércate mucho, tanto que lleguemos a respirar uno el aire del otro, para que nuestros cuerpos se junten delante de toda esta gente.
Será un dulce anticipo de lo que sucederá mañana, cuando esta vida haya acabado para mí, cuando ya nada tenga sentido, cuando ya no tengamos que buscarnos en la lejanía...

Mi amiga es un angel


He conocido un ángel en la tierra
Con la suave piel de fina porcelana
Y  aun que no pueda ver sus alas
Siento su gran calidez humana.

Con un corazón bueno y sincero
Tan puro y limpio como el cielo
Y en su tierna mirada  resplandece
La intensa luz que emana un lucero

 Ella es un hermoso  ángel en la tierra
Con un rostro bello y bondadoso
Con una sonrisa maravillosa y mágica
Que al mirarla  te lleva al paraíso.

 Mi amiga es una persona  especial
Su sincera amistad es tan valiosa 
Que ningún tesoro podría comprar
Mi amiga es una belleza angelical

sábado, 26 de noviembre de 2011

Amor prohibido

Subes centelleante de labios y de ojeras!


Por tus venas subo, como un can herido
que busca el refugio de blandas aceras.
Amor, en el mundo tú eres un pecado!
Mi beso en la punta chispeante del cuerno
del diablo; mi beso que es credo sagrado!
Espíritu en el horópter que pasa
             ¡puro en su blasfemia!
¡el corazón que engendra al cerebro!
que pasa hacia el tuyo, por mi barro triste.
             ¡Platónico estambre
que existe en el cáliz donde tu alma existe!
¿Algún penitente silencio siniestro?
¿Tú acaso lo escuchas?  Inocente flor!
... Y saber que donde no hay un Padrenuestro,
el Amor es un Cristo pecador!

viernes, 25 de noviembre de 2011

¿Sabes como te hizo Dios, ______ ?


Antes de que Dios te hiciera estaba sentado mirando todo lo hermoso que había creado respirando el aire puro y fresco sintiendo los cálidos rayos del sol que lo acariciaban, entonces pensó que faltaba algo que su obra maestra aun no estaba lista ¡¡¡¡¡

Él, al sentirse inspirado por el hermoso paisaje que contemplaba tomo un poco de barro y lo empezó a amasar con gran ternura y delicadeza sus manos crearon un figura, era un ser hermoso parecido a un "ángel "al estar asiéndote probo un poco de miel cuando las abejas le llevaron de comer, le pareció tan rico y especial y dijo es muy dulce¡¡¡le agregare dulzura a mi creación para que la derrame con los suyos, con las personas que ama, olio el perfume de las flores que tenia a un lado y le agrado esa esencia, entonces dijo:

le pondré un poco de fina especie para llenar de buen humor a su alrededor, una nube paso y derramo unas gotas de agua al sentirlas recorres su piel, pensó le agregare un poco de agua para cuando el amor llegue beba la fresca agua de sus labio, al terminar de llover apareció el arcoíris y al mirarlo el sonrió y pensó le pondré el arcoíris por sonrisa para cuando este feliz tiña de bellos colores el día... Tomo un poco de los rayos del sol para meterlos en tú corazón y así fuese cálido.  Cuando anocheció miro las estrellas el majestuoso paisaje que se veía tomo un par de estrellas y los puso en tus ojos para que cuando estuvieras feliz se encendieran.  Así termino su obra maestra al cual puso por nombre  ____________.

jueves, 24 de noviembre de 2011

La vida misma, nuestra mejor escuela

Creces, maduras, vives momentos fáciles ,difíciles , recuerdas, sufres, lloras, ríes, disfrutas, aprendes, te equivocas, te arrepientes, olvidas, comprendes, haces amigos, suspendes, apruebas, mientes, quieres…la vida es eso que te sucede mientras intentas hacer otros planes.



Aprenderás que los recuerdos son una de las mejores cosas de la vida, y que los objetos materiales, incluso los amigos y personas que te quieren, ellos vienen y van, te abandonan…sin embargo los recuerdos siempre estan ahi, nunca te dejan.


La experiencia y los años te enseñaran que lo mejor de una amistad es el principio y que lo difícil es mantenerla. Aprenderás que todo tiene un fin, antes o después todo acaba y a veces cuando menos te lo esperas. 
Con el tiempo apreciaras los detalles, esas pequeñas cosas que te hacen tan feliz, y que hacen que te des cuenta de muchas cosas.

Pasarán años y momentos vividos, entonces aprenderás que muchas cosas no tienen explicación.

Averiguarás que no es bueno acostumbrarse, porque como todo tiene un FIN, aunque nos gustaria que las cosas buenas durasen pasa siempre, cuando te quitan algo, lo pasas mal y lo echas de menos. 
Descubrirás que las rutinas son aburridas, y que no es lo mismo si te falta a tu lado esa persona que te hace reir, que esta siempre contigo en las buenas y en las malas, con las virtudes y los defectos. 
Porque nadie es perfecto.

Aprenderás que elegir, es abandonar otras cosas y que continuamente tienes que estar eligiendo, y dejando atrás personas que quieres. Tomarás decisiones en instantes inoportunos, elegirás lo incorrecto y en miles de ocasiones te arrepentirás. 
Descubrirás que las casualidades no existen, y que tu destino depende de de como tú quieres que sea.

Observaras que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde.
Apreciaras los abrazos ajenos, y tu mayor objetivo será conseguir una sonrisa cada mañana.

Hay que tener los suficientes tropiezos para Que te hagan fuerte!

Queda prohibido


Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos...

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños..

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor...


miércoles, 23 de noviembre de 2011

¿Dar la vida por amor?

Dar la vida por amor?
Queda muy bonito dicho, pero a la hora de la verdad muy pocos darian la vida por amor.

¿Decir te quiero?
Es muy fácil, pero que sienta de corazón es muy distinto. De hecho, no creo que sea necesario decir tantas veces que quieres a alguien. Esas cosas se demuestran con hechos, no con palabras.

Las palabras mienten, las acciones no. Si me quieres demuéstramelo, Y si no hay tienes tu camino.. que yo sigo el mío.

Mi orgullo de ser católico

Al lector algo enterado, le podrá parecer - sobre todo en estos días - una provocación este título; y en parte lo es. Sin embargo, el titular responde, por encima de todo, a una verdad que no tengo por qué ocultar. 

Es bien sabido que las últimas semanas han sido muy malas para la Santa Sede y tanto más dolorosas para el Papa Benedicto XVI. Han saltado a la luz del día los escándalos de abuso sexual; ya algo de esto se había visto en los primeros años del nuevo milenio, cuando lo de algunos clérigos católicos de Estados Unidos. Ahora los de Irlanda. El asunto viene de años atrás. No podemos negar que la estamos pasando mal. ¿Somos los únicos? Ya verán que no. Pero mal de muchos, consuelo de tontos. El horror de siquiera una de estas faltas es totalmente condenable.
Sin embargo en medio de todo esto tengo mis razones para sentir el orgullo de ser católico. Y aquí va mi alegato a favor de mi Iglesia y del Papa: 

-Mi orgullo por un Papa que ha dado cara al asunto, sin subterfugios, ni ambigüedades.
-Mi orgullo por un Papa que lo ha hecho públicamente, llamando a una necesaria purificación.
-Mi orgullo por un Papa que con serenidad y firmeza ha llamado la atención a los Obispos.
-Mi orgullo por un Papa que habla claro de las causas externas e internas del problema.
-Mi orgullo por un Papa que ante falsas acusaciones, calumnias y mentiras sobre su persona ha sabido guardar la calma y perdonar. 
-Igualmente mi orgullo por una Iglesia que sabe pedir perdón por sus sacerdotes que fallaron.
-Mi orgullo por una Iglesia que corrige allí donde sus Obispos no lo supieron hacer. 
-Mi orgullo por una Iglesia pronta a enmendar sus errores.
-Mi orgullo por una Iglesia que desea reparar el daño causado.
-Mi orgullo por una Iglesia solidaria afectiva y efectivamente con las victimas
-Mi orgullo por una Iglesia que odiando el pecado comprende y perdona al pecador.
-Mi orgullo por una Iglesia que sabe aplicar penas cuando es necesario.

Como verán, tengo mis razones. No son todas; hay muchas más. No todas gustarán. Algunas serán poco comprensibles para quienes no hayan seguido con lectura atenta la denodada labor de purificación, renovación y puesta en orden de Benedicto XVI en sus pocos años de pontificado. Solo me queda un último pendiente; una curiosidad: ¿y harán la misma labor los que hasta ahora tanto vociferan y critican?

martes, 22 de noviembre de 2011

Humilde bienvenida...

Deseo compartir con todos ustedes algunos escritos que me han ayudado durante mi vida, y otros que he ido escribiendo. Deseo dejar claro, que no soy un escritor profesional, si pongo algo por escrito es porque deseo dejar plasmar mis ideas, poder expresar lo siento.


Por favor, si ven algún error, mil disculpas, y háganme saber, para poder corregirlo.