viernes, 24 de febrero de 2012

Miradas que lo dicen todo......

En este minúsculo o inmenso mundo, hay millones de miradas que lo dicen todo sin usar ninguna palabra.
Solo un buen espectador, puede entender cada mirada, hay miradas risueñas; repletas de anhelos y sueños que desean salir a la luz y cumplirse, las miradas dulces; llenas de atención y buena fe, las miradas de tristeza; las cuales son fáciles de advertir, pues suelen ir acompañadas de lagrimas y ojos angustiados, las evidentes miradas de amor; encerradas en el enamorado o enamorada, que no puede evitar la pasión que siente hacia esa persona, que le provoca tener millones de mariposas en la tripa y en la cabeza en cualquier lugar del mundo, pero también hay miradas de celos; llenas de envidia y sospechas, las miradas seguidas de ojeras; que muestran un mala noche, miradas llenas de falsedad; caracterizadas de solo tres miserables fines, engañar, aprovecharse y hacer daño, miradas repletas de felicidad; seguidas con una desmesurada sonrisa, miradas de curiosidad; conducidas a aprender y observar cosas nuevas, miradas perdidas; son las miradas que no miran, porque nada les interesa, miradas cómplices; son las miradas que lo dicen todo, que conectan dos miradas al unisonó, las miradas inocentes, aquellas que solo pueden desprender un niño o un animal, no poseen maldad alguna, ni dobles intenciones, miradas de perdón; donde la rectificación y las disculpas son perfectamente visibles, miradas irónicas; llenas de diversión e incredulidad, miradas amistosas; donde son perfectibles la confianza y la amistad.

En fin una mirada es bella se mire como se mire, es un rasgo que caracteriza a cada persona y nos muestra lo que pensamos o todo lo que nos atormenta, en ese momento. 
Así que una mirada, es algo que no se puede evitar, que simplemente nos delata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario