miércoles, 28 de noviembre de 2012

Y todavía, ando buscando la salida de este laberinto,que alguien me de un mapa, xQ me he perdido y ya no sé cómo se camina,si no voy contigo

martes, 27 de noviembre de 2012

Amor, tan bello y elegante como vulgar


Me he inventado una historia para así sobrevivir. Viviendo a la espera de un final feliz que no es real..

Suspiras, y el caminar de la muchedumbre se ralentiza. Tomas aire, y el respirar cargado desaparece en medio de la multitud.
Y levemente, poco a poco, lo vas soltando, mientras el mecanismo de aquel viejo reloj vuelve a dar la vuelta.

Entonces te detienes, y te preguntas qué haces ahí en medio. En qué momento te perdiste.
Te preguntas cuándo empezaste a andar, y porqué ahora no puedes detenerte.
Porqué necesitas avanzar para no sentir que te mueres, y que nada tiene sentido.

Miras al cielo. En él no hay nada escrito..
Te fijas en el suelo, y lo que hay, no parece ser importante para lo que te estás preguntando.
Pero sonríes, y disfrutas de esa pequeña brisa que al despiste hace bailar a tu flequillo.
Te concentras en cada uno de los escalofríos que rápidamente pasan uno detrás de otro junto a tus costillas.

..Saludando a cada centímetro de tu piel..
Y continúas andando, pensando en que la vida es algo bello.Y que lo bello, rara vez se pudo explicar.

lunes, 26 de noviembre de 2012


Que lo sé, que siempre termino escribiéndole al amor aunque sepa que existen mas temas de que hablar. Que la vida se resume en apenas dos líneas, aunque aveces hagan falta más de dos palabras. Que las navidades a mí no me gustan, pero no por eso voy a odiarlas. Que las casualidades pasan sin pensarlo. Que yo no necesito un regalo el día de mi cumpleaños ni el día de Reyes si vas a ser tú quién esté a mi lado el resto de los días del año. Que soy aquellos que necesitan oír tu voz antes de ir se a dormir, aunque tan solo sea un par de minutos.

Que soy de esos que denominas "raros" . Que sí, que lo confieso. Que me encanta serlo. Que no voy a cambiar por mucho que no te guste. Que yo no cambio mi vida por la de nadie, por muchos baches que tenga y muchas caídas que haya tenido. Que las caídas están para que vengan a levantarme. Y si no lo hacen,  sigo adelante.

Que sí, que este texto no va dedicado a nadie, pero no por eso voy a olvidarte.

lunes, 19 de noviembre de 2012

El verdadero Romanticismo...


Hay quien piensa que el verdadero romanticismo es recitar poesía, cenar a la luz de las velas y pasear bajo la luna llena, pero eso no tiene nada que ver con el romanticismo, ni siquiera con el amor. El verdadero amor consiste en ser incoherente con todos tus principios, romperlos y traicionarlos de cabo a rabo.Ni flores, ni velas, ni luz de luna, ese es el verdadero romanticismo. Alguien que llegue y te empuje a hacer cosas de las que jamás te creíste capaz, que arrase de un plumazo todos tus valores, tus "yo nunca", tus "yo que va".
Volverte loco, mudar de piel, morir por alguien, arriesgarte, enamorarte..Y si no sientes eso, entonces puede ser cualquier cosa, pero no es romántico, ni tampoco es amor.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Mantente erguido

En la dicha o en la angustia, en miseria o en riqueza, en salud o enfermedad, mantente erguido y sonríe.

Ante quienes se abalanzan, o se echan al vacío, o se hieren mutuamente, mantente erguido y sonríe. Y si avanzan a codazos, y ávidos tienden la mano o se ocultan al acecho, mantente erguido y sonríe.

Ante aquellos que disputan, ante aquellos que se injurian, y los que cierran los puños, y los que apuntan sus armas, mantente erguido y sonríe.

En el día de la ira y de la desbandada, cuando todo cae y arde; solo, en medio del pavor, mantente erguido y sonríe.

Ante justos cuellitiesos, ante jueces implacables, y afanosos personajes, mantente erguido y sonríe.

Cuando oigas tu alabanza, o te escupan en la cara, mantente erguido y sonríe.

Y si estás entre los tuyos, mantente erguido y sonríe. Y delante de tu amada, mantente erguido y sonríe.

En los juegos y en las danzas, mantente erguido y sonríe. En vigilias y en ayunos, mantente erguido y sonríe. Solo, en el alto silencio, mantente erguido y sonríe.

Y ya al borde del gran viaje, aún cuando lloren tus ojos, mantente erguido y sonríe.

martes, 13 de noviembre de 2012

Para ti los imposibles no existen!


Sabes? no deberíamos de dejar que nadie fuera capaz de decir que no somos capaces de hacer algo. Cuando se tiene un sueño hay que protegerlo, hay que perseguirlo.
Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes, pero debes de ir a por ello y punto.
La mayoría de la gente te hará creer que los sueños son pequeñas cosas que no se pueden alcanzar, por eso sé tu la que le demuestres que para ti los imposibles no existen.
Demuestra lo que vales, que te sirva eso de empujón para empezar lo que un día decidiste alcanzar.

martes, 6 de noviembre de 2012

Recuerdos enterrados...

Un día despiertas con las pilas puestas pero descargadas. Así que decides ponerlas a cargar, mientras repasas lo que a sido tu vida en los últimos años. Recopilas todas esas fotos en blanco y negro que quedaron difuminadas en tu memoria, y sonríes al recordar con nitidez cada momento.
Abres una caja roja con tu colección de objectos inservibles que has ido acumulando con el paso del tiempo. Algunas de esas cosas son tan insignificantes como el gran valor que algún día les diste.
Y es entonces cuando te das cuenta de que el tiempo pasa para todos, que lo que antes era un universo ahora no es más que un capítulo de tu vida y que por mucho que nos empeñemos en volver atrás, es un pasado al que hay que dar las gracias, porque gracias a todas las etapas pasadas, estás más cerca de completar tu puzle.

Intenta despertarte cada mañana con la certeza de que tu meta no es ponerle fin a ninguno de tus sueños. Así que con las pilas cargadas, sigue improvisando una vida por la que luchar y tener un futuro lleno de recuerdos memorables.

Tenerte de vuelta..

Es como gritar sin que nadie te oiga. Casi te sientes avergonzado de que alguien sea tan importante, de que sin ella te sientas como si no fueras nada. Nadie podrá entender cuánto duele. Te sientes sin esperanza, como si nadie pudiera salvarte. Y cuándo todo se termina, y ella ya se a ido, hasta deseas que todo lo malo regrese, para que al menos, también puedas tener lo bueno de vuelta.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Mañana es nunca.

Mañana es nunca... Si condicionas tu conciencia, si fácilmente te dejas vencer, si el ocio te corrompe, si dejas para mañana lo que puedes hacer hoy.

Mañana es nunca... Si la abulia se impone a tu voluntad, si vacilas y no tienes seguridad, si tus fuerzas te dominan fácilmente para acercarte a lo que no te edifica, si la pereza corroe tu cerebro.

Mañana es nunca... Si no tienes mentalidad ganadora, si condicionas tu conciencia, si no utilizas tu capacidad reflexiva.

Mañana es nunca... Si no razonas, y no buscas comprender con claridad lo último, el por qué de las cosas, y el supremo fin de la existencia humana.

Mañana es nunca... Si no te ubicas en la realidad, si no comprendes ciertamente tu condición de persona humana, si te gusta vivir una vida fácil, si no tienes formación personal, si has perdido el camino, si no sabes valorar con honestidad y valentía... ¡ La vida misma !¡ Su esencia !

Mañana es nunca... Si no guardas el devido respeto por las plateadas canas de tus padres, si no consideras las experiencias de otras gentes, si realmente no sabes vivir como Ser Humano. Si no analizas con tu conciencia, la dimensión humana.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Los días grises

Los hay, desde luego. ¡Y muy frecuentes!

Hay días en los que brilla el sol y la vida sigue como siempre: las cosas no han cambiado, nada urgente nos falta en apariencia y sin embargo... Nos sentimos mal, como incompletos, como... insuficientes, como desalentados y extraños.

Ese día en que abres los ojos y no sabes por qué, traes un desánimo que te nació en el sueño, que te brotó en lo alto de la noche y se filtró a tu alma gracias a quién sabe que asociaciones oscuras y angustiosas.

Ese día en que te cuesta trabajo levantarte. ¡Ayer estaba todo bien! Ese día en que presientes que nada va a ir como tú lo deseaste, ese día que no tiene color, cuyas primeras horas son de laxitud, recelo o ligera zozobra.

Ese día, es un día que nació gris.

Nunca se puede evitar esto. La química de nuestro cuerpo, la inercia de nuestra psique, la reacción desconocida de factores internos a estímulos que no descubrimos todavía, nos quieren pintar este día de gris. Gris opaco. Gris depresivo. Gris pasivo. Gris marginal.

Pero...
Lo que sí puedes hacer, cuanto antes, es tomar tú mismo, tú misma, la decisión de activar tus propios pinceles y aprovechar ese gris neutro para inundarlo de figuras diversas: ¡Flechas verdes, curvas doradas, zig-zags blancos, puntos azules!

Puedes convertir en unos cuantos segundos o minutos ese panorama triste en un deseo realizable, un canto que te estimule, un silencio que te hable.

No hay días grises... ¡todos son iguales!
Quien les da color eres tú.

Quien es capaz de alegrarse con la lluvia o admirar la tempestad, eres tú. Quien se echa a llorar bajo un sol espléndido o un cielo maravilloso, eres tú. Porque no son los días los que te dan color. Eres tú quien puede pintar como desees, cada día.

Si sientes que comienza todo gris...
¡Decídete y llénalo de color!

Cierra los ojos. Respira hondo, piensa claro...
¡Y vive como nunca el día de hoy!

¡Los mejores colores de la vida están siempre dentro de ti mismo!
Abrir los ojos a otro día, es un regalo que no siempre vas a tener.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Los momentos están para vivirlos.


La vida está llena de momentos, unos más agradables que otros, unos más memorables que otros y unos más pasajeros que otros…

Algunos de esos momentos alcanzan la inmortalidad, pues son momentos que han sido grabados en nuestros corazones con el pincel de la incertidumbre, la duda, remordimiento, arrepentimiento, dolor o incluso rebosante felicidad.

Todos los momentos vividos son parte de nuestra vida, están para vivirlos, aceptarlos, recordarlos y olvidarlos.

Hay momentos en la vida que nos marcan para siempre, dejan huellas que nada puede borrar porque han quedan marcadas en nuestros corazones.

Momentos imborrables, muchas veces debido a amores que murieron por un error que cometimos, o errores de ellos mismos pero en los que ninguno tuvo la humildad pedir disculpas, errores por los que dejamos atrás aquello que con un poco más de esfuerzo nos pudo haber hecho felices y dar otro rumbo a nuestra vida.

Pero ya es tarde, por eso se llaman “momentos” y si no sabemos guardarlos o cuidarlos se nos van como agua entre los dedos. No trates de olvidar o de estar pensando en lo que no hiciste, eso ya pasó, no hay vuelta atrás, sólo queda seguir adelante atesorando todos los bellos momentos que la vida nos regaló, que en su tiempo no lo valoramos.
Conserva en un lugar de tu corazón todo lo vivido, lo que has llorado y lo que has reído; son momentos que te acompañarán cuando llegue el otoño a tu vida y un día te sorprenderás volviendo la vista atrás y sintiéndote feliz por haber amado y sido amada.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Libertad

Qué hermosa eres, libertad. No hay nada
que te contraste. ¿Qué? Dadme tormento.
Más brilla y en más puro firmamento
libertad en tormento acrisolada.

¿Que no grite? ¿Mordaza hay preparada?
Venid: amordazad mi pensamiento.
Grito no es vibración de ondas al viento:
grito es conciencia de hombre sublevada.

Qué hermosa eres, libertad. Dios mismo
te vio lucir, ante el primer abismo
sobre su pecho, solitaria estrella.

Una chispita del volcán ardiente
tomó en su mano. Y te prendió en mi frente,
libre llama de Dios, libertad bella…


DÁMASO ALONSO


jueves, 1 de noviembre de 2012

"Poema de un recuerdo


Dime por favor dónde no estás,
en qué lugar puedo no ser tu ausencia,
dónde puedo vivir sin recordarte,
y dónde recordar, sin que me duela.

Dime por favor en qué vacío,
no está tu sombra llenando los centros;
dónde mi soledad es ella misma,
y no el sentir que tú te encuentras lejos.

Dime por favor por qué camino,
podré yo caminar, sin ser tu huella;
dónde podré correr no por buscarte,
y dónde descansar de mi tristeza.

Dime por favor cuál es la noche,
que no tiene el color de tu mirada;
cuál es el sol, que tiene luz tan solo,
y no la sensación de que me llamas.

Dime por favor dónde hay un mar,
que no susurre a mis oídos tus palabras.

Dime por favor en qué rincón,
nadie podrá ver mi tristeza;
dime cuál es el hueco de mi almohada,
que no tiene apoyada tu cabeza.

Dime por favor cuál es la noche,
en que vendrás, para velar tu sueño;
que no puedo vivir, porque te extraño;
y que no puedo morir, porque te quiero.

Gustavo Alejandro Castiñeiras