martes, 6 de noviembre de 2012

Recuerdos enterrados...

Un día despiertas con las pilas puestas pero descargadas. Así que decides ponerlas a cargar, mientras repasas lo que a sido tu vida en los últimos años. Recopilas todas esas fotos en blanco y negro que quedaron difuminadas en tu memoria, y sonríes al recordar con nitidez cada momento.
Abres una caja roja con tu colección de objectos inservibles que has ido acumulando con el paso del tiempo. Algunas de esas cosas son tan insignificantes como el gran valor que algún día les diste.
Y es entonces cuando te das cuenta de que el tiempo pasa para todos, que lo que antes era un universo ahora no es más que un capítulo de tu vida y que por mucho que nos empeñemos en volver atrás, es un pasado al que hay que dar las gracias, porque gracias a todas las etapas pasadas, estás más cerca de completar tu puzle.

Intenta despertarte cada mañana con la certeza de que tu meta no es ponerle fin a ninguno de tus sueños. Así que con las pilas cargadas, sigue improvisando una vida por la que luchar y tener un futuro lleno de recuerdos memorables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario