miércoles, 16 de enero de 2013

Qué vértigo tenían mis ojos cuando caminaban por la comisura de sus labios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario