domingo, 30 de junio de 2013

Porque la vida se ríe
de las previsiones,
pone palabras donde imaginamos
silencios y súbitos regresos
cuando pensamos que
nunca volveríamos a encontrarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario