miércoles, 31 de julio de 2013

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra
propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo", dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la
vida.
La sociedad de hoy somos nosotros Los "poetas vivos".
No permitas que la vida pase por ti sin que la vivas.
"Para aquel que robara, cogiera prestado o no retornara un libro a su legítimo propietario, que se transforme en una serpiente en su mano y se la desgarre. Que quede paralizado o todos sus miembros malditos. Que sufra el dolor pidiendo en voz alta clemencia, y que no se le permita recuperarse de su agonía hasta que se descomponga. Permítase a los gusanos de los libros que roan sus entrañas… y cuando vaya a alcanzar su castigo final, permítase que se consuma eternamente en las llamas del infierno".
Monasterio de San Pedro, en Barcelona
Los escritores somos seres heridos. 
Por eso creamos otra realidad.

El spleen de París

Hay que estar siempre borracho. Todo consiste en eso: es la única cuestión. Para no sentir la carga horrible del Tiempo, que os rompe los hombros y os inclina hacia el suelo,
tenéis que embriagaros sin tregua.
Pero ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud,
de lo que queráis. Pero embriagaos.
Y si alguna vez, en las gradas de un palacio,
sobre la hierba verde de un foso,
en la tristona soledad de vuestro cuarto,
os despertáis, disminuida
ya o disipada la embriaguez, preguntad al viento, a la ola,
a la estrella, al ave, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, preguntadle la hora que es; y el viento, la ola, la estrella, el ave, el reloj, os contestarán: «¡Es hora de emborracharse! Para no ser esclavos y mártires del Tiempo, embriagaos, embriagaos sin cesar.
De vino, de poesía o de virtud; de lo que queráis.»
Ella es sangre de mi sangre
y de mí mismo el reflejo.
La furia en mí se contempla,
yo soy su siniestro espejo.
Soy la herida y el cuchillo,
soy el esclavo y el yugo,
el penado y la prisión, la víctima
y el verdugo.
De mi propio corazón condenado
a ser vampiro, y a reír sin más razón.
Risa que, al fin, es suspiro.

sábado, 27 de julio de 2013

DEJADME SOLO

Una verdad es color de ceniza,
Otra verdad es color de planeta;
Mas todas las verdades,
desde el suelo hasta el suelo,
no valen la verdad sin color de verdades,
la verdad ignorante de cómo el hombre
suele encarnarse en la nieve.
En cuanto a la mentira, basta decirle “quiero”
para que brote entre las piedras
su flor, que en vez de hojas luce besos,
espinas en lugar de espinas.
La verdad, la mentira,
como labios azules,
una dice, otra dice;
pero nunca pronuncian
verdades o mentiras
su secreto torcido;
Verdades o mentiras
Son pájaros que emigran
cuando los ojos mueren.
Él era un amante de los libros
y en ocasiones solía leer para llenar
el gran vacío que tenía dentro de si,
unas veces lo conseguía y otras veces no,
a veces al leer llenaba su ser de una luz
profunda y misteriosa,
en aquel instante mágico
su alma era absorbida
completamente por el universo
de los libros…

miércoles, 24 de julio de 2013

Él era para ella
Ella era para él
Conocían el amor
Pero el amor los desconoció a ellos.
"En la bondad se encierran todos los géneros de sabiduría."

"La mayor nobleza de los hombres es la de levantar su obra en medio de la devastación, sosteniéndola infatigablemente, a medio camino entre el desgarro y la belleza".

Ernesto Sabato.
Desde el momento en que llegamos a esta vida, el tiempo nos gobierna, lo medimos, lo señalamos, pero no podemos vencerlo, ni siquiera hacerle ir más aprisa, ni más despacio... o ¿si podemos? ¿No hemos experimentado todos la sensación de que los momentos preciosos pasan demasiado aprisa, y deseado que duraran más, o se ha parado el tiempo en un día gris y hemos deseado que corriera más?
Todo lo que han visto no es más que una ilusión.
El único misterio que no podía resolver era porqué mi corazón no podía olvidarte.

martes, 23 de julio de 2013

Abre las hojas del viento mi vida
ponle una montura al río
cabalga y si te da frío te arropas
con la piel de las estrellas
de almohada la luna llena mi vida
y de sueño el amor mío

y una amapola me lo dijo ayer
que te voy a ver
que te voy a ver
y un arcoiris me pinto la piel
para amanecer contigo...
"Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera."

"Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse."

"El verdadero amor es como los espíritus: todos hablan de ellos, pero pocos los han visto."

...

Cuando me encuentro en tiempos de problemas,
la madre maría viene hacia mí,
diciendo palabras sabias, déjalo ser.

Y en mis horas de oscuridad,
ella está parada justo al frente mío,
diciendo palabras sabias, déjalo ser.

Déjalo ser, déjalo ser.
Susurra palabras sabias, déjalo ser.

Y cuando la gente con el corazón roto
que vive en el mundo esté de acuerdo,
habrá una respuesta, déjalo ser.

Y aunque ellos puedan estar separados, hay
aún una oportunidad de que puedan ver;
habrá una respuesta, déjalo ser.

Déjalo ser, déjalo ser.
Dabrá una respuesta, déjalo ser.

Y cuando la noche esté nublada,
hay aún una luz que brilla en mí,
brilla hasta mañana, déjalo ser.

Me despierto con el sonido de la música,
la madre María viene hacia mí,
diciendo palabras sabias, déjalo ser.

Déjalo ser, déjalo ser.
Susurra palabras sabias, déjalo ser.

POEMA DEL RENUNCIAMIENTO

Pasarás por mi vida sin saber que pasaste.
Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar,
fingiré una sonrisa, como un dulce contraste
del dolor de quererte... y jamás lo sabrás.

Soñaré con el nácar virginal de tu frente;
soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar;
soñaré con tus labios desesperadamente;
soñaré con tus besos... y jamás lo sabrás.

Quizás pases con otro que te diga al oído
esas frases que nadie como yo te dirá;
y, ahogando para siempre mi amor inadvertido,
te amaré más que nunca... y jamás lo sabrás.

Yo te amaré en silencio, como algo inaccesible,
como un sueño que nunca lograré realizar;
y el lejano perfume de mi amor imposible
rozará tus cabellos... y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento
--el tormento infinito que te debo ocultar--,
te diré sonriente: "No es nada... Ha sido el viento."
Me enjugaré la lágrima... y ¡jamás lo sabrás!

...

Siempre
hay un tiempo
para amar,
y un tiempo
para olvidar.
¿Tiempo para amar?
¿Tiempo para olvidar?
¡Cuán asimétricos son!
¡Cuán disímiles
en su prolongación!
El primero toma
un instante,
y el segundo
coquetea con
la eternidad.

lunes, 22 de julio de 2013

La grandeza no consiste en dónde
estamos parados sino en la dirección
en que nos movemos.
Necesitamos navegar algunas
veces a favor del viento y en
otras ocasiones, en su contra,
pero tenemos que navegar
y no ir a la deriva, o simplemente
yacer o anclar.
Hay miradas que hacen
florecer el jardín.
De repente nos miran y decimos:
Debe estar al venir la primavera.
Pero un anhelo nos impulsa siempre
más allá de las flores: es difícil
conformarse al deseo
que nos fue concedido.
Ahora estamos los dos desencantados:
por fin, amor, llegó
el tiempo de los besos.

...

No he conocido a nadie que fuera
capaz de alegrarse como ella de las
cosas sencillas de la vida: personas
y animales, estrellas y libros,
todo le interesaba, y su interés
no se basaba en la altivez,
en la pretensión de convertirse
en experta, sino que se aproximaba a todo
lo que la vida le daba con la alegría
incondicional de una criatura
que ha nacido al mundo para disfrutarlo todo.

viernes, 19 de julio de 2013

...

Vivo en un bolsillo roto
con una rosa llena de espinas.
Uso dos pares de calcetines
que caen como torre en ruina.

Silbo caminando sin destino
y mi zapato izquierdo tiene una herida.
He cambiado de casa tantas veces,
que cada dirección se asemeja a la mía.

Pero mi jardín es uno sólo,
es el lecho, donde una vez dormías.
Lo tengo desarmando en un garaje
y el colchón me recuerda tu sonrisa.

Voy siempre pegado a la misma camisa,
recorriendo calles de abajo a arriba.
Buscado entre los rostros de la gente,
la cara de aquella, que una vez me quería.

Ella era tímida

Ella era tímida,
tan tímida
que al mirarla
su cuerpo
temblaba como
una gelatina,
al mismo
tiempo que su rostro
de pena palidecía.
Pero por extraña
que fuera su actitud,
las cosas en un rápido giro
tomaban un tinte distinto
cuando se desvanecía la luz.

...

Ella tenía una mirada tan vacía,
tan oscura,
la mire fijamente y me perdí
en un mar sombrío de melancolía,
supe que su mundo era un infierno de sufrimientos,
naufrague en una tristeza profunda y atrayente,
fui uno con ella
y sus derrotas y decepciones
se adueñaron de mi,
viví en carne propia su infierno
con tan solo mirarla…

jueves, 18 de julio de 2013

...

La palabra se ha dado
al hombre para que
pueda encubrir
o disfrazar su pensamiento.

...

Ella me daba la mano 
y no hacia falta más.
Me alcanzaba para 
sentir que era bien acogido.
Más que besarla,
más que acostarnos juntos,
más que ninguna otra cosa,
ella me daba la mano 
y eso era amor.

...

"...Mi aire se acaba como agua en el desierto,
mi vida se acorta pues no te llevo dentro.
Mi esperanza de vivir eres tú, y no estoy allí..."
Mario Benedetti

“FUIMOS”

Fuimos el verso perfecto
que jamás se convirtió en poema,

la parte inconclusa de los labios
que no supo convertirse en beso,

ese trocito inacabado del amor
que nos convirtió en fugaces,

y ese pedazo egoísta de los “Te Quiero”
que convirtió los “Te” en “Me”.

lunes, 15 de julio de 2013

...

Por primera vez siento que la 
inmensa distancia que nos separaba era insignificante… 
Estábamos unidos por un hilo invisible, 
oculto entre mil cosas de poca importancia, 
que sólo podía existir entre dos 
personas como nosotros: dos soledades 
que se reconocieron.

...

¡Dejadme en paz, dejadme dormir
por fin una noche sin que moje
de lágrimas la almohada,
me ardan los ojos y me latan las sienes!
¡Dejadme que me vaya
lejos, muy lejos,
lejos del mundo si fuera posible!».
Pero no puedo.
No puedo mostrarles mi desesperación,
no puedo hacerles ver las heridas
que han abierto en mí.
No soportaría su
compasión ni sus burlas bienintencionadas.
En ambos casos me
daría por gritar.
El diario de Ana Frank

...

"... En todo caso, había
un solo túnel,
oscuro y solitario: el mío.

...

Nos resignamos al momento único y feliz.
Preferimos perderlo, dejarlo transcurrir
sin siquiera hacer el razonable
intento de asirlo.
Preferimos perderlo todo,
antes que admitir que se trata
de la única posibilidad
y que esa posibilidad es
solo un minuto y no una larga,
impecable existencia.

domingo, 14 de julio de 2013

Cambiar

Cambiar, cambiar es un proceso que consume mucho tiempo, pues no es como quitarse la ropa y ponerse otra en un santiamén; tampoco es decir por decir que desde hoy se cambiará, cuando lo único que se puede lograr es darle honor a las excusas ante los demás, porque no se cambia ornamentando la forma, sino el fondo donde yacen fuertemente unidas las estructuras de muchas virtudes y muchos vicios. He ahí toda oposición a un cambio; he ahí donde se debe librar la guerra del yo versus yo, y fracturar el concreto o el acero de la costumbre y exorcizar aquellos demonios que azuzan el miedo a vivir cosas diferentes. No es gota a gota que el agua horada a la roca, sino su eterna y obstinada insistencia la que lo hace.

Cambiar, cambiar es una ardua tarea en reemplazar viejos esquemas muy arraigados dentro de nosotros mismos. Es en parte un largo viaje a nuestros abismos, sean infiernos o paraísos. es verse como un escultor que con su firme voluntad ante una dura roca, va logrando darle una forma con su diminuto martillo y cincel.

Cambiar, cambiar no se trata de complacer a nadie en particular que suspira por que cambiemos. Es una locura complacer a todo el mundo en lo que anhela, sólo para que no nos marginen, o seamos tachados de antisocial bajo preceptos absurdos o sin fundamentos. ¿Y qué de nosotros? ¿Dónde quedan nuestros propios anhelos? ¿Todo ello plastilina en manos ajenas?

Cambiar, cambiar es nadar contra la corriente por tender o aproximarnos a un punto de equilibrio entre el todo y nosotros; y aunque jamás se llegaría a tal punto, en el transcurso y el esfuerzo por cambiar, se habrá aprendido mucho desde el inicio, adquiriendo gran experiencia y autodominio.

La dama de rojo.

Nunca te había visto lucir tan hermosa como esta noche.
Nunca te había visto brillar tan fuerte.
Nunca había visto a tantos hombres pedirte si querías bailar.
Ellos buscan un pequeño romance, dada casi la oportunidad.
Y nunca había visto ese vestido que llevas,
ni los reflejos en tu cabello que llegan hasta tus ojos.
¡He estado ciego!

La dama de rojo está bailando conmigo, mejilla con mejilla.
No hay nadie aquí. Sólo tú y yo. Es donde quiero estar.
Pero apenas conozco a esta belleza que está a mi lado.
Nunca olvidaré la manera en que luces esta noche.

Nunca te había visto lucir tan hermosa como esta noche.
Nunca te había visto brillar tan fuerte. Estabas increíble.
Nunca había visto a tanta gente querer estar a tu lado.
Y cuando te volviste hacia mí, me quedé pasmado.
Y nunca había tenido una sensación así,
una sensación de amor completo y absoluto, como esta noche.

La dama de rojo está bailando conmigo, mejilla con mejilla.
No hay nadie aquí, no hay nadie aquí.
Sólo tú y yo. Es donde quiero estar,
Pero apenas conozco a esta belleza que está a mi lado.
Nunca olvidaré la manera en que luces esta noche.
Nunca olvidaré la manera en que luces esta noche...
La dama de rojo, la dama de rojo.
La dama de rojo, mi dama de rojo

Olvidame tú



viernes, 12 de julio de 2013

...

¡Oh, fuera mi joven vida un
sueño perdurable, sin que mi
espíritu despertara hasta que
el rayo de una eternidad
trajese el mañana!

...

"Los poetas
crean castillos
en el aire,
los locos los habitan
y los psiquiatras
cobran la renta"...

...

Lo añora todo de ella: su voz,
su boca, su nuca, su perfume
de hierba seca y de flor pimentada.
Quisiera besar sus hombros y su vientre,
pero su boca sólo respira el frío de la montaña.
Por la noche, despierta como si esperase sus caricias,
sus susurros, el azul inmenso de su mirada cuando hacen el amor. Sueña con su cuerpo, que ella tiene el arte
de ocultarle y entregarle al mismo tiempo;
con su dulzura salvaje; con ese modo
tan suyo de inclinar la cabeza,
entornando los párpados, cuando le susurra que le ama.

martes, 9 de julio de 2013

USTEDES Y NOSOTROS

Ustedes cuando aman
exigen bienestar
una cama de cedro
y un colchón especial

nosotros cuando amamos
es fácil de arreglar
con sábanas qué bueno
sin sábanas da igual

ustedes cuando aman
calculan interés
y cuando se desaman
calculan otra vez

nosotros cuando amamos
es como renacer
y si nos desamamos
no la pasamos bien

ustedes cuando aman
son de otra magnitud
hay fotos chismes prensa
y el amor es un boom

nosotros cuando amamos
es un amor común
tan simple y tan sabroso
como tener salud

ustedes cuando aman
consultan el reloj
porque el tiempo que pierden
vale medio millón

nosotros cuando amamos
sin prisa y con fervor
gozamos y nos vale
barata la función

ustedes cuando aman
al analista van
él es quien dictamina
si lo hacen bien o mal

nosotros cuando amamos
sin tanta cortedad
el subconsciente piola
se pone a disfrutar

ustedes cuando aman
exigen bienestar
una cama de cedro
y un colchón especial

nosotros cuando amamos
es fácil de arreglar
con sábanas qué bueno
sin sábanas da igual.

TÁCTICA Y ESTRATEGIA

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo
ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos
mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos
mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo
ni sé
con qué pretexto
por fin
me necesites.

Un soneto a Cervantes.

Horas de pesadumbre y de tristeza
paso en mi soledad. Pero Cervantes
es buen amigo. Endulza mis instantes
ásperos, y reposa mi cabeza.

Él es la vida y la naturaleza,
regala un yelmo de oros y diamantes
a mis sueños errantes.
Es para mí: suspira, ríe y reza.

Cristiano y amoroso y caballero
parla como un arroyo cristalino.
¡Así le admiro y quiero,

viendo cómo el destino
hace que regocije al mundo entero
la tristeza inmortal de ser divino!


domingo, 7 de julio de 2013

Esas son las madres

La mejor obra de Dios... tú
Cuántas veces viene a mi recuerdo
Que no permitiste jamás que la soledad fuera mi compañera.
Cuántas veces preferiste no dormir
hasta saber que estaba sano o fuera de peligro.
Cuántas veces sacrificaste tu tiempo, tu figura, tus gustos
Para derivarlos en mí.

Cuántas veces tu mirada refulgía de orgullo y de amor
Cuando de mí te referías.
Cuántas veces preferiste mil veces ser señalada por mi causa,
y me tuviste.
Cuántos años se hacen, sumando todos los momentos
Que no viviste más que para mí
Cuántas veces de una mansa paloma
Te convertiste en una loba,
defendiendo a tus cachorros aún a costa de tu vida.

Cuántas veces tuviste que afrentar
la indiferencia de tu compañero hacia ti,
Refugiándote en lo que tú sí creías completamente tuyo.
Cuántas veces esto y cuántas veces aquello
Los números nunca se han usado para contar
Los actos de servicio que has regalado a los tuyos.

¡Oh cuánto abandono, olvido e ingratitud,
Perdonas por una simple llamada, por una sonrisa, por una visita.
Las preocupaciones nunca se han acabado,
antes por los intentos de pasitos,
ahora para que no anden en malos pasos o en penas de amores.
Si embargo es una vida que bendicen,
Que no cambiarían por nada,
Y que todavía tienen fuerzas para revitalizarse en los nietos.

Han pasado muchos años y aún cuando hoy miran,
tienen fresca en su memoria cuando una manito se aferraba,
dando los primeros pasos y necesitando apoyo.
Cuántas veces ante la culpa manifiesta
Tu voz reflejaba amor y perdón.
Y ante los arrebatos esperanza, pero jamás condena, ni abandono.

Hoy y todos los días deposito un beso en tu frente,
en nombre de ese hijo que ya no está a tu lado.
Hoy y todos los días te doy un abrazo,
En nombre del hijo que tienes en otro país...

Hoy y todos los días comparto tus lágrimas por ese hijo,
que te fue arrebatado, secuestrado o robado y que jamás has sabido de él.
Hoy y todos los días bendigo, el gran privilegio
de haber venido de una simple mujer,
que se transformó en algo casi divino al ser madre,
y al haber también creado la luz.

Hoy y todos los días confieso mi asombro ante el milagro de la maternidad,
donde la mujer sacrifica salud, figura y su tranquilidad actual por ser llamada mamá!
Hoy y todos los días les digo, en nombre de los que aún balbucean un incompleto mamá.
En nombre de los que ya pueden decirlo fuerte para pedir atención,
pero no están conscientes.
En nombre del que está muy enfermo o en su lecho de muerte.

Hoy en nombre de todos te digo:
¡ te quiero mamá !


Haz como el sol

No te aferres al pasado
ni a los recuerdos tristes.
No abras la herida que ya cicatrizó.
No revivas los dolores y sufrimientos antiguos.

Lo que pasó, pasó...

De ahora en adelante,
pon tus fuerzas en construir una vida nueva,
orientada hacia lo alto, y camina de frente,
sin mirar atrás.

Haz como el sol que nace cada día,
sin pensar en la noche que pasó.

Vamos, levántate...
porque la luz del sol está afuera!


Mario Benedetti: ¿De qué se ríe?

En una exacta
foto del diario
señor ministro
del imposible

vi en pleno gozo
y en plena euforia
y en plena risa
su rostro simple

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

de su ventana
se ve la playa
pero se ignoran
los cantegriles

tienen sus hijos
ojos de mando
pero otros tienen
mirada triste

aquí en la calle
suceden cosas
que ni siquiera
pueden decirse

los estudiantes
y los obreros
ponen los puntos
sobre las íes

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

usté conoce
mejor que nadie
la ley amarga
de estos países

ustedes duros
con nuestra gente
por qué con otros
son tan serviles

cómo traicionan
el patrimonio
mientras el gringo
nos cobra el triple

cómo traicionan
usté y los otros
los adulones
y los seniles

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

aquí en la calle
sus guardias matan
y los que mueren
son gente humilde

y los que quedan
llorando de rabia
seguro piensan
en el desquite

allá en la celda
sus hombres hacen
sufrir al hombre
y eso no sirve

después de todo
usté es el palo
mayor de un barco
que se va a pique

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe.


viernes, 5 de julio de 2013

...

Gente que pasa por los puentes oscuros,
al lado de los santos
con lamparitas mortecinas.
Nubes que vuelan por el cielo gris,
al lado de las iglesias
con torres que oscurecen.
Uno se reclina sobre la barandilla de piedra
y mira al agua de la noche,
las manos en las viejas piedras.

...

"Ella." Me pareció entonces
que jamás había existido.
Que había sido un sueño ilógico
y fantástico que me era demasiado
precioso y personal como
para confiarlo a alguien.
Y eso había
desaparecido hacía tiempo.

...

Yo evoco muchas veces
esa luna encantada,
su silencio, su lánguida,
su nocturna emoción,
y aquella confidencia horrible,
musitada en el confesionario
de nuestro corazón.

jueves, 4 de julio de 2013

Alfonsina y el mar


ES TU HERMOSURA

Es tu hermosura,
como esas naves niceas de antes
que por la mar calma y fragante
llevaban a su nativa arena
al exhausto navegante.

Perdido entre olas y zozobras vanas,
tu pelo de jacinto, tu clásica belleza,
tu aire de Náyade galana
me traen de vuelta a la gloriosa Grecia
y a la grandeza romana.

¡Mira! ¡En tu nicho de cristal pulido
la lámpara de ágata levantas
y tu figura de estatua se agiganta.
¡Ah Psique, tú que has venido
de tierras sacrosantas!

POR SIEMPRE JOVEN

Comencemos en la moda.
Bailemos un rato.
El paraíso puede esperar.
Nosotros sòlo estamos mirando los cielos,
deseando lo mejor,
pero esperando lo peor
¿Vas a soltar la bomba o no?

Permitámonos permanecer jóvenes,
o permitámonos vivir por siempre.
No tenemos el poder,
pero nunca decimos nunca.
Sentados en una excavación de arena,
la vida es un viaje corto.
La música es para el hombre triste.

¿Puedes imaginar cuando
el espacio se haya ganado?
Girando nuestras caras hacia el sol,
alabando a nuestro líderes;
nos estamos conectando.
La música es tocada por el loco.

Por siempre joven,
yo quiero ser por siempre joven
¿Realmente quieres vivir por siempre?
Por siempre, tu nunca

Por siempre joven
Yo quiero ser por siempre joven
¿Realmente quieres vivir por siempre?
Por siempre joven.

Algunos son como agua;
algunos como calor;
algunos son una melodía,
y otros el golpe.
Tarde o temprano
todos se irán.
¿Por qué no permanecemos jóvenes?

Es difícil llegar a viejo sin una causa.
Yo no quiero perecer como
un caballo marchitado
Los años son como
diamantes en el sol,
y los diamantes son para siempre

Tantas ventajas dejadas hoy.
Tantas canciones; nos olvidamos de tocar.
Tantos sueños colgando del cielo.
¡Oh! déjalo realizarse

Por siempre joven
Yo quiero ser por siempre joven
¿Realmente quieres vivir por siempre?
Por siempre, tu nunca.

Por siempre joven
Yo quiero ser por siempre joven
¿Realmente quieres vivir por siempre?
Por siempre joven.

TRANSFORMACIÓN II

Convivimos en los mismos laberintos
en que la salida se hizo esquiva a los perdidos
Y somos insectos sin mucha expectativa
somos cansados minotauros, somos Teseo enamorado
con la realidad atada a la punta del ovillo
mientras verdad y mentira duermen en los tribunales
y la muerte recorre los baldíos y las calles
buscando nuevos inocentes y culpables.
Y nos vemos en la televisión
reflejándonos así, incomprensibles
con toda nuestra humana condición
salvaje a veces, pero humana
mirando como todo sucede y se transforma
bajo la lluvia, a través de la ventana.

Las muchedumbres

El poeta disfruta del privilegio incomparable de poder,
a su gusto, ser él mismo o se otro.
Como esas almas errantes en busca de un cuerpo,
entra, cuando lo desea, en el personaje de cada cual.
Solo para él está todo vacante; y si algunos sitios
parecen estarle cerrados, es porque a sus ojos
no merecen la pena de ser visitados.

martes, 2 de julio de 2013

Tu belleza.

No hay cicatriz, por brutal que parezca,
que no encierre belleza.
Una historia puntual se cuenta en ella,
algún dolor. Pero también su fin.
Las cicatrices, pues, son las costuras
de la memoria,
un remate imperfecto que nos sana
dañándonos. La forma
que el tiempo encuentra
de que nunca olvidemos las heridas.

Eres mi heroína.

“Tenias la misma lógica de la heroína,
me produjiste el mismo efecto
porque te vi y me dieron ganas
de inyectar tu nombre en mis venas."

...

"Me atormenta tu amor
que no me sirve de puente
porque un puente no se
sostiene de un solo lado."

lunes, 1 de julio de 2013

Una mirada soñada

En sus ojos había un universo soñado
su mirada parecía sacada de un sueño
era tan irreal,
tan mágica tan llena de misterio,
y es que en su mirada me sentía tan lleno de vida
sentía que todo era perfecto y bello,
su mirada poseía un hechizo celestial
que dejaría a cualquiera que la mirara
cayera rendido a sus pies...

La vuelta al mundo para abrazarte por la espalda

“Me encantaba verle enojada. 
Me enamoraba su forma 
en que entumecía los labios. 
Amaba todo su cuerpo. 
Desde su mirada hasta sus huellas, 
desde mis huesos hasta las estrellas. 
Pero verla enojada era un riesgo 
que yo debía tomar, 
pues se tomaba las cosas muy en serio. 
Como yo su forma de decir “te quiero”.”

...

Con cada poema, 
con cada verso, 
te he regalado una parte 
de mí que se ha acoplado 
a tu existencia, 
por lo tanto... cuídame, 
vivo dentro de ti.