viernes, 16 de agosto de 2013

La noche está danzando sobre la piel
del arco iris.
Ven a poner tu silencioso rostro del lado
de este instante.
Ven a existir conmigo sin tiempo y sin materia,
más allá de la muerte.
Ven a asomarte al otro lado de los astros
taciturnos que nos llaman.
Deja tus huesos del lado de los vivos
y ven a embriagarte de esta eternidad
sin tiempo donde están las otras puertas
que aguardan tu llegada.
Ven, que todo es ilusorio.
Sólo aquí está la música exacta
de tu sombra.
Ven a la movediza intensidad de esta pregunta
que te hiere y que te busca.
Ven a la difusa luz de este último crepúsculo.
Pues yo soy el que te ama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario