miércoles, 21 de agosto de 2013

Los «buenos días» no deberían estar hechos para darlos, sino para hacerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario