martes, 31 de diciembre de 2013

Al besarla dijo ella; lamento
que no seas tu el primero
en dormir en mis ilusiones de mujer.

A lo que yo respondí; no te
preocupes vida mía, que yo
celebro ser el último hombre
en despertar en tus sueños.

Y la ame
con tanta fuerza
que me costo despegarla
de mi piel sedienta y necesitada
de sus abrazos.
Hay que inventar una
nueva soledad para el deseo.
Una vasta soledad de delgadas orillas
en donde se extienda a sus anchas
el ronco sonido del deseo.
Abramos de nuevo todas las
venas del placer.
Que salten los altos surtidores
no importa hacia dónde...
Ya sé que estoy enloqueciendo.
Ya sé que falla en mí quien soy.
Sí, pero, mientras no me rindo,
quiero saber por dónde voy.
Aunque vaya a rendirme
a lo que el Destino me hace ser,
quiero, un momento, aquí detenerme
y descansar conociendo.
No ames las formas,
los cuerpos
ni las apariencias...
Esas cosas que se
deterioran con el tiempo,
procura enamorarte
de las almas a
ellas el tiempo
no las puedo tocar.
Permanece a mi lado,
cuando se apegue mi luz,
y la sangre se arrastre
y mis nervios se alteren
con punzadas dolientes.
Y el corazón enfermo
y las ruedas del tiempo
giren lentamente.
Permanece a mi lado,
cuando vaya apagándome.
Y puedas señalarme
el final de mi lucha.
Y el atardecer de
los días eternos
en el bajo y oscuro
borde de la vida.

sábado, 28 de diciembre de 2013

El amor en su forma más plena es una serie de muertes y renacimientos. Soltamos una fase, un aspecto del amor, y entramos en otra fase. La pasión muere y es traída de regreso. El dolor es ahuyentado y resurge en otro momento. Amar significa abrazar y al mismo tiempo soportar muchos, muchos finales y muchos, muchos comienzos —todo en la misma relación.
Sólo hay tres voces dignas
de romper el silencio,
la de la poesía,
la de la música y la del amor...
Sólo sé que no sé nada.
(Sócrate)
"Los espíritus mediocres condenan generalmente todo aquello que no está a su alcance"

viernes, 27 de diciembre de 2013

Una imagen divina

La crueldad tiene corazón humano
y la envidia humano rostro;
el terror reviste divina forma humana
y el secreto lleva ropas humanas.

Las ropas humanas son de hierro forjado,
la forma humana es fragua llameante,
el rostro humano es caldera sellada
y el corazón humano, su gola hambrienta.
El amor en su forma más plena es una serie de muertes y renacimientos. Soltamos una fase, un aspecto del amor, y entramos en otra fase. La pasión muere y es traída de regreso. El dolor es ahuyentado y resurge en otro momento. Amar significa abrazar y al mismo tiempo soportar muchos, muchos finales y muchos, muchos comienzos —todo en la misma relación.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Los poetas,
amor mío,
son unos hombres horribles,
unos monstruos de soledad.
Evítalos siempre,
comenzando por mí.
Los poetas,
amor mío,
son para leerlos,
mas no hagas caso,
a lo que hagan en sus vidas.
En cada uno de estos lugares algo me ocurrió,
en cada uno de estos lugares dejé
un cuerpo muerto con los brazos extendidos.
No era yo sino a mí mismo
al que estaba dejando atrás.
"Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse, como a una ventana llena de sol".

Llorar a lágrima viva.

Llorar a lágrima viva.
Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.
Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma, la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.
Asistir a los cursos de antropología, llorando.
Festejar los cumpleaños familiares, llorando.
Atravesar el África, llorando.
Llorar como un cacuy, como un cocodrilo...
si es verdad que los cacuíes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.
Llorarlo todo, pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz, con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo, por la boca.
Llorar de amor, de hastío, de alegría.
Llorar de frac, de flato, de flacura.
Llorar improvisando, de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

lunes, 23 de diciembre de 2013

Quiero caminar con pantuflas curiosas, invadidas de coraje y una pizca de ingenuidad hacía el mundo salvaje que tus ojos logran diluir con el misterio tan característico de tu amor.

¿Qué es el amor?
Dato curioso: Dicen que cuando realmente amas a alguien, incluso si hay un millón de razones para dejarlo, todavía buscas una razón para quedarte.
Dato curioso: Dicen que cuando realmente amas a alguien, incluso si hay un millón de razones para dejarlo, todavía buscas una razón para quedarte.
“Y ahora te estoy mirando, y tú me preguntas si todavía te quiero, como si pudiera dejar de amarte. Como si fuera a renunciar a lo que me hace más fuerte que ninguna otra cosa. Jamás me había atrevido antes a ofrecer mucho de mí misma a nadie… Había entregado pedacitos de mí, pero hicieron falta años para hacerlo… Sin embargo, desde la primera vez que te vi, te he pertenecido completamente.”
No sabes cómo necesito tu voz;
necesito tus miradas
aquellas palabras que siempre me llenaban,
necesito tu paz interior;
necesito la luz de tus labios
!Ya no puedo... seguir así!

sábado, 21 de diciembre de 2013

Pasé por delante de un escritorio. Fue decorado para la Navidad. No había ninguna imagen del Niño Jesús, ningún símbolo religioso. Nada. Había luces, un árbol y una corona de Navidad con Santa Claus en el centro, en dorado y grande decía la palabra "paz"... ¿Qué paz están hablando? ¿Qué paz están pensando? ¿Qué paz y la no-existente bizarro Papa Noel puede traer? ¿Qué Navidad se celebra cuando no se celebra a Cristo?
Arte de nuestra sociedad pagana y vulgar: la capacidad de banalizar todo, de festejar todo sin celebrar nada! Las luces de Navidad, ¿qué significa de profundo? ¡Nada! El mensaje de la Navidad con palabras gastadas: paz, amor, logros, felicidad, prosperidad, sueños... ¿Qué significan, aparte de vagos deseos y sentimientos azucarados? ¡Nada! Los acontecimientos de la Navidad: cenas, regalos, ropa nueva, reuniones familiares? ¿Qué estarán simbolizando? ¡Nada!
Sin Jesús no hay Navidad. Sin Él la Navidad es una mentira, apenas una celebración de nada para dar la ilusión de que estamos de bien con la vida... Sin Jesús, ¿qué hacer con la vida, la enfermedad, el hambre de tantos, la tristeza, la soledad, las heridas de nuestro corazón, nuestras derrotas, nuestros fracasos y los problemas de nuestra existencia? Sin Jesús, ¿qué hacen con la muerte que, tarde o temprano, enfrentaremos?
El Occidente ha llenado este período de una atmósfera de dulzura, bondad, esperanza y amor. Cánticos bellísimos fueron compuestas; símbolos y costumbres sublimes fueron creado... Pero, todo eso tenía un sentido, era expresión de un profundo estado interior: el Occidente sabía que el mundo tenía un sentido y una esperanza: Aquel Niño que nació en Belén, que es Dios perfecto y hombre perfecto. Sabíamos claramente que Él nos trajo la salvación, porque nos trajeron el sentido de la vida y la victoria sobre la muerte. Sabíamos bien que ese Niño es señal de contradicción y que tras Él requiere madurez, amor, resignación...
Los presentes recordaban que en Jesús Dios se hace presente; el pino de la Navidad recordaba que la vida vio al mundo en el vientre de la Siempre Virgen María, las luces nos decían la Luz del mundo que disipó las tinieblas del pecado y de la muerte, la cena navideña nos hablaba de la Eucaristía y del deseo de participar del Banquete del Reino que ese Niño nos abrió. Y el amor, la paz, la armonía de que se hablaban nacían de la paz de ese Niño.
Pero, ahora, sin el Niño, todo eso no pasa de ilusión, de consumismo, de más una fantasía tonta. Así va nuestra sociedad: de inutilidad en inutilidad, de vacío en vacío...
Mas, para aquellos que creen en el Niño y en Sus pasos endurezcan su vida, por los que la Navidad sigue siendo una dulce verdad. A esos, Feliz Navidad! Para los demás, con toda amistad y sinceridad de corazón, un buen 2014.

(Don Henrique Soares da Costa)

sábado, 14 de diciembre de 2013

¿Has estado alguna vez enamorado?
Es horrible, ¿verdad?, te hace tan vulnerable.
Abre tu pecho y abre tu corazón
y significa que alguien puede meterse dentro de ti y echarte a perder.
Construyes todas esas defensas, te fabricas
toda una armadura para que
nada te pueda hacer daño,
y entonces una persona estúpida,
que no es diferente de cualquier
otra persona estúpida, entra como
si tal cosa en tu estúpida vida...
Les das un trozo de ti.
Ellos no lo pidieron.
Hicieron algo estúpido un día,
como besarte o sonreírte,
y entonces tu vida deja de ser tuya.
El amor toma rehenes.
Se mete dentro de ti.
Se alimenta de ti y te deja llorando
en la oscuridad, una frase tan
simple como "quizá deberíamos
ser sólo amigos" se convierte en un trozo de cristal introduciéndose
en tu corazón.
Duele.
No sólo en la imaginación.
No sólo en la mente.
Es un dolor en el alma,
un verdadero “se mete dentro
de ti y te destroza” dolor. Odio el amor.
Hay locuras
que son poesía,
hay locuras
de un raro lugar.
Hay locuras sin nombre,
sin fecha, sin cura,
que no vale
la pena curar.
Entre ella y yo,
existe un secreto,
que ignoramos los dos.
Se mueve entre los juegos,
y nos susurra en idioma extraño,
muchas cosas que no entendemos.
Entre ella y yo,
hay un secreto,
que no devela
su intención,
y nos cocina
a fuego lento;
será cuestión
de tiempo, saber
qué demonios
nuestros,
se entienden
y se miman
en el misterio
de estos
acercamientos.

martes, 10 de diciembre de 2013

"Hay momentos en los que
un hombre tiene que luchar,
y hay momentos en los que debe aceptar
que ha perdido su destino,
que el barco ha zarpado,
que solo un iluso seguiría insistiendo...
Pero lo cierto es que siempre
he sido un iluso"
Dos cuerpos que se juntan desnudos
solos en la ciudad donde habitan los astros
inventan sin reposo el deseo.
No se ven cuando se aman, bellos
o atroces arden como dos mundos
que una vez cada mil años se cruzan en el cielo.
Sólo en la palabra, luna inútil, miramos
cómo nuestros cuerpos son cuando se abrazan,
se penetran, escupen, sangran, rocas que se destrozan,
estrellas enemigas, imperios que se afrentan.
Se acarician efímeros entre mil soles
que se despedazan, se besan hasta el fondo,
saltan como dos delfines blancos en el día,
pasan como un solo incendio por la noche.
“Todos estamos -oh mi amor- tan llenos de retratos interiores, tan llenos de paisajes no vividos”.
"Nunca se termina de aprender a leer. Tal vez como nunca se termine de aprender a vivir".

miércoles, 4 de diciembre de 2013

“Quizá nos encontremos
frente a frente algún día,
quizá nuestros disfraces
nos logremos quitar.
Y ahora me pregunto…
cuando ocurra, si ocurre,
¿sabré yo de suspiros,
sabrás tú suspirar?”
"Si con todo lo que tienes no eres feliz,
con todo lo que te falta tampoco."
La Tierra es el reino de la locura,
y la única libertad concedida
al hombre es la de su infinita
imaginación.

martes, 3 de diciembre de 2013

No sé si encuentro la muerte cuando amo.
Ese olvido de mí que no me restituye
el paraíso, cuando atravieso la tibia
materia de tu carne
no sé si es el lado impalpable de la sombra
el foso o la caída la luz que nunca he visto.
"Lee, sueña, descansa, diviértete;
no cedas
a la desesperación.
Usa tus sueños,
y si están rotos, pégalos.
Un sueño roto bien pegado
puede volverse aún más bello
de lo que era.
Ama las cosas, estás vivo,
y lucha sólo,
de ahí saldrá tu fuerza interior."
La forma en la que mira,
esa forma tan extraña
que inspira enigmas,
y a la vez suscita dudas,
pareciera que al alma
hurga y la desnuda,
a través de sus negras
y profundas pupilas.
La forma en la que mira,
en juego con su pose
y sonrisa de Monalisa,
sea natural o fingida,
a la cordura va llevando
de manera paulatina,
hacia una cornisa,
para que contemple al vacío,
como una enamorada suicida.

lunes, 2 de diciembre de 2013

El que nunca se equivoca es porque nunca hace nada.
Mi cabeza es un laberinto oscuro. A veces hay como relámpagos que iluminan algunos corredores. Nunca termino de saber por qué hago ciertas cosas.”
¿Deseas que te amen? No pierdas, pues,
el rumbo de tu corazón.
Sólo aquello que eres has de ser
y aquello que no eres, no.
Así, en el mundo, tu modo sutil,
tu gracia, tu bellísimo ser,
serán objeto de elogio sin fin
y el amor... un sencillo deber.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Los monstruos son reales,
y los fantasmas también: viven dentro
de nosotros y, a veces, ellos ganan.
 "La música expresa todo aquello que no puede decirse con palabras y no puede quedar en silencio".
Quiero hundirme,
perderme en un silencio
de ausencias destrozadas
para no sentir
que más allá de nosotros
el tiempo es la derrota
de nuestra voz humana.
Quiero olvidar que vivo,
olvidar que soy hombre
y que aprendí los sueños
y las palabras mágicas
que a veces se vuelven poesía.
Un poeta- fantasma
baila un ritmo nocturno
y mira una luz sin alma.
Poeta- fantasma: ¿quién eres, qué buscas,
qué miras?
Yo soy el poeta que mira la nada,
yo miro la gente - vaga y soñolienta-
y al mirar a la gente, yo miro la nada.
Busco al hombre que trascienda su ego
y se pierda en lo eterno de la nada.
Veo una flor de fuego que danza
y un pájaro que canta,
que cantan y danzan
al abúlico ritmo, al acrónico ritmo
de la nada y siento en mi ser esa angustia,
ese ritmo, esa nada.