jueves, 30 de enero de 2014

Te prometí un día que siempre iba estar ahí en las buenas y en las malas. Y aunque no me hables o no te hable, esa promesa quedará guardada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario