martes, 24 de junio de 2014

Si amas a Dios, en ninguna parte estarás triste, porque, a pesar de la diaria tragedia, El llena la vida de esperanza, alegría y paz.
Si amas a Dios, no tendrás miedo de nada ni de nadie, porque nada puedes perder, y tienes todas las de ganar ya que nadie te quitará tu heredad.
Si amas a Dios, ya tienes alta ocupación para todos los instantes, porque no habrá acto que no ejecutes en su nombre, así que animo y a trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario