miércoles, 23 de julio de 2014

Existe un razón mas allá del trabajo, la responsabilidad o simple hecho de estar vivo. Cada minuto que pasa, es irrepetible, precioso, único e incomparable. Pasar por la vida sin vivir, es algo que a muchos les sucede hoy. Por eso, toma tu tiempo, mira el cielo, disfruta de tus amigos, hasta de los tapones en la carretera, disfruta de aquello que incluso te pone de mal humor, sabiendo que a fin de cuentas el motivo principal por el que estás aquí...se llama Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario