miércoles, 27 de agosto de 2014

Puedes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo. Solo tu puedes evitar que ella vaya en decadencia. Hay muchas personas que te aprecisan, admiran y te quieren. Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el miedo, amor en los desencuentros. Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza. Ser feliz es ser un hombre y/o una mujer de fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario