lunes, 20 de octubre de 2014

La perfección verdadera es amor de Dios y del prójimo.... El amor mundano apega a esta vida; el amor divino por la otra suspira. Sin ti, Dios eterno, ¿Quien puede vivir? (Sta. Teresa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario