miércoles, 12 de noviembre de 2014

HERMOSA

Hermosa. Es una palabra poderosa, una que no se usa tan frívolamente como sexy, bonita o cualquiera de las otras cien palabras que se usan para describir a las mujeres. Se degrada su valor a nada más que la simetría de su cara y lo gruesos que son sus labios. La verdadera hermosura femenina está en la manera en que brilla desde adentro hacia afuera. Es su alma y su chispa y esa cosa que simplemente no puedes nombrar.

Por ejemplo:
Sus pasiones la definen más que cómo s...e ve. No hay nada más hermoso que una mujer con pasión. Una mujer que se emociona por cosas, que vive por ellas y las sostiene cerca de su corazón, es una mujer que vale la pena conocer.

No busca ser el centro de atención. Una mujer hermosa no pelea por ser el centro de atención, pero naturalmente lo es. El atractivo de una mujer hermosa es que no necesita trabajar duro y pelear por atención.
Sabe cómo hablar. Una mujer que sabe cómo decir lo que piensa inteligentemente, que pueda cautivarte con sus palabras y opiniones es una prueba de que no hay más hermoso que la inteligencia.


Es reservada. No hay nada más intrigante que una mujer de misterio, una que deja sus asuntos privados sólo para ella.


Hace todo lo posible por los demás. ¿Hay algo más hermoso que el altruismo? Se encuentra belleza en aquellos a los que les importan más cosas que sólo ellos mismos. Una mujer realmente hermosa es compasiva y cariñosa. Nunca va a dudar el dejar atrás su fachada para mostrar que algo le importa. 


Tiene alma. Existe gente con almas feas y todos hemos conocido al menos a una persona que lo demuestra. Una mujer hermosa brilla no sólo por su crema con brillo o su pelo bien cuidado, sino porque hay algo dentro de ella que hace que quieras acercarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario